Lucía Lacarra

Lucía Lacarra

Directora Artística y Bailarina Principal del Bayerisches Staatsballett

Lucía Lacarra, nacida en Zumaia, Gipuzkoa, supo desde su más tierna infancia que llegaría a ser bailarina. Cada vez que veía fotografías de la escuela de ballet de Monte Carlo, patrocinada por Grace Kelly, lloraba porque ella todavía no tenía la oportunidad de bailar. Cuando en su pequeño pueblo vasco se abrió́ un estudio, pudo comenzar con las lecciones. Tenía diez años en ese momento. Pronto fue enviada a una escuela de verano, dirigida por Rosella Hightower y, posteriormente, a San Sebastián junto a Mentxu Medel, quien trabajó con Lucía durante tres años de una manera totalmente desinteresada. Ya en su segundo año le ofrecieron un contrato para el Ballet de Víctor Ullate. No tenía mas de quince años cuando bailó Allegro Brillante de Balanchine. En el curso de cuatro temporadas continuó con Concerto Barocco, Las Sylphides de Fokine, cuatro obras de Hans van Manen, Before Nightfall de Nils Christe, así́ como cuatro obras de su mentor, Ullate, quien le dio la necesaria confianza en sí misma.
En 1994 se unió́ a los Ballets de Roland Petit de Marsella, como bailarina principal. Petit le confió́ el papel de Esmeralda, con Patrick Dupont como su partenaire, en Notre Dame de París, en sustitución de Dominique Khalfouni. Durante tres años bailó los papeles principales en siete ballets de Roland Petit, cuatro de los cuales se crearon para ella, el mas notable fue el de Angélique en Le Guépard y, como partenaire de Nicolas Le Riche, en el famoso Le Jeune Homme et la Mort.
En su búsqueda del clasicismo, en 1997 decidió́ unirse al Ballet de San Francisco. Bajo la dirección de Helgi Tomasson, bailó Giselle, El Lago de los Cisnes y La Bella Durmiente por primera vez. The Cage, In the Night y Dances at a Gathering de Jerome Robbins, llegaron a ser parte de su repertorio, así́ como seis ballets de Balanchine, desde Serenade a Jewels, y Grand Pas Classique de Victor Gsovsky, tres ballets de Helgi Tomasson, The Invitation de MacMillan, Black Cake de van Manen, Without Words de Nacho Duato, L’Arlésienne de Roland Petit y Desdémona en el Otelo contemporáneo de Lar Lubovitch.
Lucía Lacarra se unió́ al Bayerisches Staatsballett en la temporada 2002/2003 con el fin de trabajar con los coreógrafos líderes en Europa. En el transcurso de los primeros tres meses en Múnich bailó Raymonda, Tatiana y Odette / Odile, así́ como el tercer paso a dos de In the Night. También bailó en Portrait John Neumeier, en Jupiter Symphony, y en The Blue Garden. En el otoño de 2003, interpretó a Louise en El Cascanueces de John Neumeier, así́ como Titania / Hipólita en su Sueño de una Noche de Verano, y el papel protagonista en la nueva producción de Ivan Liska La Bella Durmiente.
En los últimos años ha debutado papeles como: Marguerite en La Dama de las Camelias (J. Neumeier), Julieta en Romeo y Julieta (J. Cranko), Cinco Tangos (H. van Manen), Sophie en The Silver Rose (G. Murphy), Medora en El Corsario (M. Petipa, I. Liska), Ariel en Der Sturm (J. Mannes), Violakonzert/II (M. Schläpfer), Zobeida en Scheherezade (M. Fokine) y Dulcinea en Don Quijote (M. Petipa, nueva coreografía de R. Barra, A. Gorski, Tradicional), entre otros muchos títulos.
Lucía Lacarra fue galardonada con el Premio Nijinsky en Monte Carlo, en diciembre de 2002, seguido del Premio Benois que ganó en Moscú́ en abril de 2003. Fue nominada en 2004 y 2005 para el Theaterpreis Merkur en Múnich. En noviembre de 2005 fue galardonada con el Premio Nacional de Danza Español, uno de los premios más altos que concede el gobierno español. En 2007 fue nombrada ciudadana honoraria y embajadora cultural de Zumaia. En 2008, le fue otorgado el título honorífico de “kammertanzerin” por el Ministerio bávaro de Cultura. En 2010 , 2011 y 2013 recibió el Premio “Dance Open” en St. Petersburgo así como el “Premio a la bailarina de la década”, en Moscú en el 2010.
Lucía Lacarra está casada con Marlon Dino, con el que forma también pareja artística.