Rocío Molina, Premio Nacional de Danza 2010

13 de julio: con François Chaignaud, el coreógrafo, bailarín y cantante versátil e inspirador.

Impulso no es un espectáculo. Impulso es una improvisación, una performance, el laboratorio de Rocío Molina que se abre al público, un work-in-progress, un modo de investigación previo a la producción de un nuevo espectáculo, una etapa integrada en el proceso de creación.

Improvisando en un museo, en la orilla de un río o del mar, en un parque o en una iglesia, Rocío investiga nuevos caminos desconocidos, nuevos movimientos que surgen gracias a un contexto singular y a una relación renovada con el público.

Los experimentos se alimentan del intercambio artístico. Así el laboratorio itinerante de Rocío recibe a otros artistas provenientes de distintas disciplinas.

Rocío Molina responde a la invitación del Festival internacional de danza de Itálica con una trilogía de Impulsos, aprovechando cada uno de ellos para dialogar con artistas de distintos universos.

 

Ficha artística:

Rocío Molina: Baile

François Chaignaud: Danza

Pablo Martín Caminero: Contrabajo

Antonio Serrano: Dirección técnica; iluminación

Javier Álvarez: Sonido

Magdalena Escoriza: Ayudantía de producción

Loïc Bastos: Dirección ejecutiva

Rocío Molina