Rocío Molina, Premio Nacional de Danza 2010

6 de julio: con Elena Córdoba, la coreógrafa y bailarina cuyo trabajo ha sido decisivo en la creación de las últimas obras de Rocío.

 

Impulso no es un espectáculo. Impulso es una improvisación, una performance, el laboratorio de Rocío Molina que se abre al público, un work-in-progress, un modo de investigación previo a la producción de un nuevo espectáculo, una etapa integrada en el proceso de creación.

Improvisando en un museo, en la orilla de un río o del mar, en un parque o en una iglesia, Rocío investiga nuevos caminos desconocidos, nuevos movimientos que surgen gracias a un contexto singular y a una relación renovada con el público.

Los experimentos se alimentan del intercambio artístico. Así el laboratorio itinerante de Rocío recibe a otros artistas provenientes de distintas disciplinas.

Rocío Molina responde a la invitación del Festival internacional de danza de Itálica con una trilogía de Impulsos, aprovechando cada uno de ellos para dialogar con artistas de distintos universos.

 

Rocío Molina: Baile

Elena Córdoba: Danza

Luz Prado: Violín

Antonio Serrano: Dirección técnica

Sergio Collantes: Iluminación

Javier Álvarez: Sonido

Magdalena Escoriza: Ayudantía de producción

Loïc Bastos: Dirección ejecutiva

 

Rocío Molina