14/nov
comunicacion
Published in post

Guillermo Weickert es uno de los hombres rana de Sol Picó

La bailarina y coreógrafa Sol Picó no se ha dormido en los laureles tras ser galardonada con el Premio Nacional de Danza en 2016. El pasado mes de octubre estrenó en el Conde Duque de Madrid su espectáculo ‘Dancing whith frogs’. Curiosamente, tal y como hizo Isabel Váquez con el estreno en el Festival de Itálica 2017 de ‘La Maldición de los hombres Malboro’, Picó también reflexiona en esta pieza sobre la posición del hombre y el concepto de masculinidad en la época actual.

La alicantina en su caso cuestiona y analiza el  mundo de la masculinidad, planteado como la otra mitad, el complemento biológico de lo femenino y comparte una serie de preguntas: ¿Qué es lo masculino sin lo femenino?, ¿Hay límites entre ellos?, ¿Cómo vive, siente, acciona, sufre, se relaciona con el mundo, el hombre del SXXI? ¿Es igual que siempre o algo ha cambiado?, ¿Cómo debe ser un hombre?, ¿Qué hay que hacer para ser uno? Sol Picó baila con sapos o con lumbersexuales, neo-macarras, metrosexuales y andróginos en una aventura ácida, sucia, gamberra y tragicómica.

Como si se tratara de un muestrario de hombres y actitudes masculinas, la misma Picó y sus bailarines evolucionan sobre el escenario con segmentos nacidos de la improvisación con una base de música electrónica, composiciones de Bach, El hombre blanco del Fary, La Ramona de Fernando Esteso o para finalizar la célebre ranchera El rey.  

 

 

 ‘Dancing whith frogs’ también llegó a principios de noviembre por el Mercat de les Flors del Barcelona recabando unas muy buenas críticas que incluyen el trabajo coral de su elenco.  Con diferentes edades y características físicas, Antoni Comas, Daniel Corrales, Elías Torrecillas, Junyi Sun, Valentí Rocamora conforman un cuerpo de baile que incluye a Guillermo Weickert. Precisamente con este trabajo el onubense Weickert retoma su faceta como bailarín. Como coreógrafo pudimos disfrutar del estreno en el Monasterio de San Isidoro del Campo de ‘Lirio entre espinas’, un espectáculo excelentemente recibido en nuestra edición de 2013.

Por su parte, Sol Picó sorprendió a los espectadores del Teatro Romano en 2011 con ‘Petra, la mujer araña y el putón de la abeja Maya’.

 

 

 

 

Foto: web de Sol Picó

Comments are closed.