03/nov
comunicacion
Published in post

El género documental, una puerta abierta al corazón de la danza

Cuando conocer —en profundidad— es amar, el documental de cine se ha revelado como una experiencia para que el espectador se sumerja en la danza en toda su amplitud y con todo detalle. Con estas películas se nos revela de forma gráfica y cercana el origen y porqués de una creación artística en la que la trayectoria personal y profesional de sus protagonistas se confunden en largas jornadas de trabajo. Documentales que trazan mapas de conexiones casi infinitas entre estilos, disciplinas o, incluso, formas de vida. Hacemos aquí un selección que puede servir al lector como pequeña introducción un mundo el que las luces de un escenario son sólo un protagonista más.

Relaciones contemporáneas

‘Pina’ (2011), del prestigioso director Win Wenders, no sólo se quedó en un tributo a la indispensable figura de la bailarina y coreógrafa alemana Pina Baush. Con una exquisita cinematografía rodada originalmente en 3D, nos acercamos al mundo creativo de la artista a través de los testimonios de su bailarines o colaboradores. Imágenes de archivo o exquisitas recreaciones de sus coreografías, como la espectacular apertura de este documental, lo ilustran con puntería cautivadora y estimulante.

Estrenada en 2015, en ‘Mr. Gaga’, Tomer Heymann y su hermano Barak, se embarcaron en una odisea: durante veinte años filmaron en su día a día a uno de los coreógrafos más inquietantes de los últimos tiempos, Ohad Naharin. Este coreógrafo al frente de la Batsheva Danzce Company de israel, ha desarrollado el gaga, un lenguaje que ha supuesto, según los especialistas, uno de los pasos más innovadores y rupturistas en el desarrollo de la danza contemporánea precisamente junto al de Pina Baush. Este retrato fue nominado al Premio de Cine Europeo en la categoría de mejor documental.

 

El flamenco de hoy y siempre

‘La Chana’, Antonia Santiago Amador (L’Hospitalet de Llobregat, 1946), es una figura imprescindible del flamenco que abandonó repentinamente los escenarios, en lo más alto de su carrera.  ‘Chana’ es el primer largometraje de la directora croata Lucija Stojevic que ha sido proyectado en cuarenta certámenes, entre ellos el canadiense Hot Docs o el Festival de Málaga y su estreno en salas de cine es inminente. Esta bailaora gitana autodidacta, que aprendía a mover los pies a escondidas, irrumpió en los escenarios deslumbrando al público gracias a su estilo caracterizado por novedosas combinaciones rítmicas, y por su velocidad, expresión y fuerza sin precedentes. La película nos descubre su arte o como su carrera se vio truncada por dramáticas circunstancias personales.

“Más allá del flamenco {Beyond Flamenco}”, dirigida por Javier Vila,  es un viaje a través de los límites geográficos y artísticos del flamenco para descubrir lo contemporáneo que es este arte. Dentro de los muros del Sadlers Wells de Londres, templo europeo de la danza contemporánea, las barreras entre tradición y vanguardia se diluyen y las fronteras entre disciplinas se superan. Con sus testimonios y colándonos en los ensayos, descubrimos la visión sobre la danza flamenca de Eva Yerbabuena, Israel Galván y la pianista Sylvie Courvoisier, de Rocío Molina en su trabajo conjunto con bailarines y B-boys como Sébastien Ramirez (Francia) y Honji Wang (Berlín) o el descubrimiento de su evolución a través de las palabras del coreógrafo Akram Khan (Londres). Son sólo algunos de los protagonistas de esta historia coral en torno al flamenco hoy día.

 

Un enfoque personal

‘Dancer’ (2016), de Steven Cantor, narra la historia de Segéi Polunin, que se convirtió en el bailarín más joven en liderar el Royal Ballet. Con una técnica depurada y una pose única, tomó por asalto el mundo de la danza, pero con 25 años en la cima del éxito, la fama casi lo devora llevándolo casi al borde de la destrucción. Esta gran estrella del ballet internacional era un sueño para cualquier programador: una imagen rompedora, rebelde y urbana, tatuado, guapo y con capacidad de llevar el ballet a las nuevas generaciones. El vídeo filmado por David LaChappelle “Take me to the church” consiguió más de 14 millones de reproducciones en youtube, transportando el ballet a los primeros puestos de los fenómenos virales. Polunin se convirtió en muy poco tiempo en uno de los grandes activos de la compañía, pero el reverso oscuro de la fama pudo con su incipiente estrella.

Después de 30 años con el Ballet de la Ciudad de Nueva York, Wendy Whelan, aclamada como la mejor bailarina estadounidense contemporánea, inició una nueva etapa artística y un nuevo capítulo de su vida. Los directores Linda Saffire y Adam Schlesinger retratan un momento clave en la vida de cada bailarín, la de reinventar una carrera completa frente al inevitable deterioro físico que propicia el paso de los años. Con ‘Restless Creature’ estamos ante un relato inspirador para el espectador a cerca del cambio y el transcurrir del tiempo llegada la crisis de la mediana edad.

Comments are closed.