20/oct
comunicacion
Published in post

Los dos pasos de Kibbutz Contemporary Dance Company en el Festival de Itálica

En un festival con más de tres décadas de historia como el de Itálica, su público tiene, con la repetición de visitas de ciertas compañías, la oportunidad de observar sus nuevas propuestas y evolución.

Este hecho se dio en nuestras ediciones de 2001 y 2013 con Kibbutz, una de las compañías de danza más preeminentes de Israel, que con su ecléctico reparto de bailarines, y su dinámica sensibilidad, representa habitualmente a la danza israelí contemporánea en los escenarios de los mejores teatros y festivales de danza de todo el mundo.

Sus trabajos están indivisiblemente identificados con la personalidad creativa de su director artístico, Rami Be’er. También principal coreógrafo, nació en una familia de músicos, en el Kibbutz de Ga’aton. Que sus padres vivieran el holocausto marca sin duda la temática de muchos de sus espectáculos. Comienzan a tocar el chelo desde muy joven y, más adelante, inicia estudios de danza con Yehudit  Arnon, fundadora de KCDC.

Para él, la danza es un lenguaje universal, que une individuos, lugares y culturas. Es una unidad compuesta de varios elementos. Por eso, aparte de crear la coreografía, Be’er diseña escenografías, luces y, en ocasiones, también el vestuario. Be’er llega al KCDC como bailarín y coreógrafo en 1980 y asume la dirección artística de la Compañía en 1996. Desde entonces, ha creado más de cincuenta piezas coreográficas, consiguiendo un prestigio y un reconocimiento para la compañía y para el mismo con una impresionante lista de creaciones originales.

Los espectáculos de Kibbutz programados en el Festival de Itálica en dos de sus ediciones, guardan entre sí una característica esencial para el director: “Yo no pretendo imponer mis ideas, sino que invito al público a participar en ellas y a sacar sus propias conclusiones”, declaró durante su estancia de 2001.

2011. “Al Pi Tehom”, presentado en el Alcázar como estreno mundial, se trató de un complicadísimo montaje escénico que incluso terminaba «tragándose» a los propios bailarines y donde, de la mano de Be´er, la musica, la luz y la escenografía se convertían en elementos fundamentales y de interacción del espectáculo.

La segunda propuesta que trajo Kibbutz fue ‘Aide memoire’, también de Rami Be´er. Basado en un versículo del Eclesiastés, fue su particular homenaje al pueblo judío que sufrió el holocausto.

Tras su actuaciones en el festival, la Kibbutz realizó una master class en Sevilla seguida de audiciones entre bailarines de nuestra ciudad para elegir posibles miembros que formarían parte de su elenco artístico.

2013. Ya instalados el festival en el Teatro Romano, ‘I‘If at fall’ fue presentado como un acontecimiento teatral concebido y desarrollado en círculos figurativos y abstractos, desde el formato cerrado hasta una estructura abierta. Con el espacio físico en movimiento, en su esencia residía una concatenación de acontecimientos de diversas y cambiantes relaciones interpersonales.

En el siguiente vídeo de nuestro canal de TV en youtube, el mismo Be´er nos contó los detalles del espectáculo ilustrados por fragmentos del mismo.

 

Comments are closed.