03/oct
comunicacion
Published in post

José Galán, coreógrafo, sobre ‘Bailo, luego existo’: “es una invitación a provocar reflexión y a ser críticos”

Entrevistamos al coreógrafo y bailarín José Galán, director de ‘Bailo luego existo’. El espectáculo de Danza Mobile en el que la integración social y la danza van de la mano, está llevando el baile al ciclo la Escena Encendida de la Diputación de Sevilla, con once municipios dentro de su extensa gira provincial.

– En su currículum encontramos estudios de danza, pedagogía y flamenco, ¿ha sido siempre para usted un objetivo integrarlos? Desde el principio siempre he tenido la intención de estudiar una carrera universitaria aparte de los estudios de danza que es mi pasión desde muy joven. De forma casi casual me tocó estudiar pedagogía (estudios relacionados directamente con la enseñanza o la docencia que es la otra faceta de la danza ) lo que me llevó a aumentar mi interés por educar a través del flamenco. Baile flamenco y pedagogía se habían convertido en la simbiosis perfecta para mí hasta el punto de llegar a ser impulsor del flamenco integrado y pionero en esta práctica artística, educativa y social.

– Entendemos que su encuentro con Danza Mobile le ofreció el espacio para desarrollar su proyecto personal, ¿cómo y cuándo empieza a colaborar con ellos? Son mis padrinos artísticos en el área de la discapacidad. Depositaron su confianza en mí y me ayudaron en la producción de mi primer espectáculo en 2010, pero ya nos conocimos en 2004 cuando ejercí de profesor para sus alumnos con discapacidad intelectual. En ese intervalo de años estuve en Madrid trabajando en varias compañías como Sara Baras y Antonio Canales. Pero, uno vuelve a sus raíces, a su tierra y a lo que le motiva; en mi caso era la danza inclusiva. Y así nace la Compañía José Galán de flamenco inclusivo en 2010 al regresar a Sevilla. Quería especializarme y convertirme en experto de la materia y no me bastaba la experiencia, necesitaba apoyarme en estudios académicos o encontrar desde la teoría la base para validar mi práctica. Por ello empecé un doctorado de flamenco en la Universidad de Sevilla abriendo una innovadora línea de investigación. En estos momentos estoy finalizando mi tesis doctoral sobre Flamenco y Discapacidad, Flamenco e Inclusión. Una idea, historia y verdad que estaban ahí y yo emprendí con ilusión. El esfuerzo ha dado sus frutos y son unos años muy gratificante a nivel personal y profesional, te transforma, te cambia la vida y todo vino en su momento. En un momento de crisis, que no son otra cosa que oportunidades para crecer. Agradezco estas preguntas ya que me hacen reflexionar y valorar desde fuera mi propia trayectoria.

– ¿Qué importancia concede a que sus espectáculos estén integrados en circuitos como el de ‘La Escena Encendida’ de la Diputación de Sevilla? Es la primera vez que participo tras solicitarlo en varias ocasiones, así que muy contento y en este caso ha sido seleccionado a través de Danza Mobile. Mi motivo para estar feliz es la normalización que ofrece este circuito al incluir espectáculos de flamenco integrado y la visibilidad, algo muy necesario para desestigmatizar este colectivo.

– Algo que comparten los espectáculos de Danza Mobile como compañía es que los temas que trata son universales, no se paran exclusivamente en temáticas relacionadas con la discapacidad. En concreto, ‘Danzo, luego existo’ contiene un hondo calado filosófico ¿Es quizá una forma de decir que en el fondo, todos compartimos los mismos problemas e inquietudes, independientemente de nuestras limitaciones? Los temas de los espectáculos son amplios, al igual que la pluralidad de los cuerpos, la diversidad o la heterogeneidad. Lo que sí es una premisa de creación es la valoración de la diferencia por encima de todo. Una mirada diferente hacia el arte, que está hecho por personas. Todos somos imperfectos y es lo que nos hace humanos. Cuya participación es un derecho democrático siempre y cuando tengan algo que contar y la calidad artística requerida. Bailo, luego existo encuentra en la danza la manera de sentir, de ser y de expresarse a través del lenguaje del cuerpo. Somos tres interpretes en escena que bailando se comunican y consiguen igualdad dentro de sus diferencias.

– ¿Cómo seleccionó a  Reyes Vergara y Sara Gómez, sus dos bailarinas para ‘Bailo, luego existo? En un primer momento iba a ser una pieza corta de flamenco para estrenarla en el Festival Escena Mobile 2015 y ya pensé en Reyes, bailaora con síndrome de Down con la que ya llevaba años trabajando. Pero este encargo pasó a ser espectáculo y necesita ampliar ele elenco artístico. Esmeralda Valderrama, directora de Danza Mobile me presentó a Sara Gómez, bailarina de danza española con deficiencia visual. Experimentamos con las posibilidades y el resultado de este proceso creativo fue Bailo, luego existo.

– Para terminar, explíquenos con qué ojos debe enfrentarse el espectador al su espectáculo. Desde la naturalidad y despojándose de prejuicios, algo que creemos que no tenemos pero estamos tan condicionados socialmente que los discapacitados somos nosotros hasta que no nos quitemos la venda. Este espectáculo te ayudará a ello. Es una invitación a provocar reflexión y a ser críticos. Por eso es educación e inclusión, porque busca la transformación social a través de las artes escénicas.

 

‘Bailo, luego existo’ ha  pasado por Pilas (6 de septiembre). Sus próximas fechas dentro del La Escena Encendida de la Diputación de Sevilla son Mairena del Alcor (22 de septiembre), Mairena del Aljarefe (21 de octubre), Écija (22 de octubre), San Juan de Aznalfarache (28 de octubre), Sanlúcar la Mayor (31 de octubre), Morón de la Frontera (14 de noviembre), Coria del Río (18 de noviembre), Las Cabezas de San Juan (28 de noviembre), Marchena (3 de diciembre) y Cantillana (8 de diciembre).

Comments are closed.